2015-01-14
 
Cielos Mágicos
 





Es importante tener en cuenta que siempre lograremos mejores resultados alejados de las grandes zonas urbanas, ya que la polución lumínica ensucia considerablemente el aire que hay entre las estrellas y nosotros, pintándolo de color naranja.

Conviene utilizar la cámara en modo manual, y con una velocidad no muy lenta. ¿Por qué? La tierra gira y si hacemos una exposición muy larga se movería bastante durante ese tiempo resultando en que las estrellas en vez de quietas, queden movidas. Una velocidad de no más de 30 segundos es lo recomendable.

Para lograr que en un sitio tan oscuro quede buena luz en las estrellas y no que quede un cielo totalmente negro con puntitos blancos diminutos es muy probable que sea necesario subir la ISO. Tener en cuenta que la ISO alta genera más grano. Mira este artículo de la ISO para entenderlo mejor.

Lo que tiene a favor un cielo es que al haber tantas estrellas el ruido queda bastante camuflado y no es tan notorio como en disparos de superficies mas homogéneas.

El efecto surrealista de la siguiente foto se logra simplemente enfocando en modo manual. Una vez logrado el enfoque, mover el anillo de enfoque un milímetro o menos hacia cualquiera de los dos lados. De esta manera lograremos que las estrellas menos brillantes se vean enfocadas y las que brillan más se verán más grandes.




Existen muchos accesorios para poder hacer fotografías de mayor duración sin que se muevan las estrellas y dejen rastro, como lo son las cabezas de trípode motorizadas, que van siguiendo el movimiento de la tierra y te garantiza que durante toda la exposición las estrellas estarán en la posición original. Aquí puedes ver más información sobre uno compacto que se está volviendo muy popular en este mundillo, el Vixen Polarie.



Ramiro Torrents